Juan Antonio Romero y su visión sobre la artesanía y el diseño

Words
by Sara S.

André Ricard, pionero del diseño industrial en España, planteó la idea de que diseñador y artesano podrían convertirse en la pareja perfecta. El artesano aportaría su “saber hacer” y el diseñador su “saber qué hacer”. Así, formarían un tándem que llenaría nuestras vidas de objetos singulares y útiles, de una manera que la industria y su automatización no podrían igualar.

En Faberin, encontramos un gran valor añadido en esta unión. Por ello, pretendemos facilitar la conexión entre artesanos, makers y fabricantes locales con diseñadores de todo el mundo. Queremos eliminar toda barrera existente para que esta combinación de lugar a piezas únicas y permita llevar el diseño a cualquier rincón.

Hace una semanas os presentamos a Pepe Sanmartín, un joven diseñador murciano que presentaba a Faberin su primer diseño ‘Hanger Rope’. Hoy queremos hablaros de Juan Antonio Romero Vera, un artesano especializado en el gremio de la carpintería y ebanistería que será el primero en hacer realidad el diseño ‘Hanger Rope’.

Pepe y Juan han trabajado juntos varías veces y su conexión es indudable. De hecho, en esta ocasión, conoceremos a Juan Antonio de mano de una entrevista que el mismo Pepe realizó.

Nosotros estamos deseosos de conocer el panorama actual de la artesanía a través de los ojos de un artesano de 48 años, que lleva toda la vida inmerso en este mundo, ¿y tú?

¡Allá vamos!

Juan Antonio Romero Vera, artesano en Faberin, trabajando en su taller

Juan Antonio Romero Vera, artesano en Faberin, trabajando en su taller

“Por amor al arte”.

La primera pregunta que se nos viene a la cabeza cuando queremos saber más sobre un profesional y su oficio, es cuando y por qué decidió que ese era su sitio, si siempre lo tuvo claro, si lo descubrió de repente… En el caso de Juan Antonio, él ha vivido desde pequeño el oficio de la carpintería, ya que, su padre trabajó toda su vida como tornero. Y aunque, en algunos casos esta situación condiciona la decisión de los hijos por continuar con la empresa familiar, no fue el caso de Juan Antonio.

Él cuenta que estaba estudiando y no tenía la necesidad de trabajar. Pero, cada día, veía a su padre realizando las tareas propias de su oficio y le llamaba la atención. De tal manera, que siempre acababa echándole una mano. Recuerda, que es un mundo que siempre le atrajo: “me gustaba coger un taco de madera y sacar algo bonico”. Lo hacía por gusto, por gusto de hacer cosas nuevas, por aprender y por su indudable pasión por la madera.

Así es como, poco a poco, Juan Antonio aprendió el oficio de su padre, manejando a la perfección el torno. Aunque, como todos los oficios de la madera están muy relacionados, ser tornero acaba implicando saber un poco de los demás oficios (saber encolar maderas, hacer rebajos, etc), al igual que la carpintería se nutre, en cierta manera, de la ebanistería.

En la actualidad, el descenso de demanda de trabajos en torno ha hecho que Juan Antonio aprenda nuevas especialidades, haciéndole un profesional más versátil y adquiriendo una mayor capacidad de adaptación a las nuevas necesidades.

Una de las mesas de trabajo del taller del artesano Juan Antonio Romero Vera

Una de las mesas de trabajo del taller del artesano Juan Antonio Romero Vera

Juan Antonio Romero y su visión sobre la artesanía en la actualidad.

Cuando se le preguntó a Juan Antonio sobre la evolución de la artesanía, su respuesta fue rotunda “La artesanía no ha evolucionado, si ha evolucionado ha sido hasta perderse”. Cuenta que la artesanía ha desaparecido como tal, que quedan algunos talleres familiares que subsisten dónde aún queda algo de interés por este trabajo manual. Encuentra en la automatización una causa de este dramático descenso. La hiper-mecanización ha devastado el trabajo artesano: “Ahora las piezas se hacen en serie con máquinas de control numérico”.

Juan Antonio opina que la sociedad valora la artesanía como algo raro y a la vez con admiración, por las pocas muestras que quedan de ella. Cree que la artesanía ha ido decayendo, desde que todo empezó a mecanizarse con la Revolución Industria del siglo XVII. Algunos gremios desaparecieron por completo hace años y otros lo están haciendo, paulatinamente, ahora.

Juan Antonio Romero Vera trabajando en su taller

Juan Antonio Romero Vera trabajando en su taller

Conexión entre artesanía y diseño.

¿Qué creéis que opina Juan Antonio sobre la unión artesanía-diseño?

Su postura es clara. Como artesano, no encuentra diferencias entre estas dos materias. No cree que sean dos cosas distintas, ve en la artesanía y el diseño dos materias que siempre han ido unidas. Describe al artesano como un profesional que siempre ha tenido que dominar un poco el campo del diseño. Pero, añade a esta afirmación que, en su papel de diseñador, el artesano ha encontrado siempre ciertos límites: ideas tradicionales y estilos ornamentales establecidos por la corriente que correspondiese a esa época.

Por ello, Juan Antonio no cree que la figura del diseñador esté restando a la del artesano, si no todo lo contrario. Defiende que el diseñador suma al trabajo del artesano, aportándole pautas desde su conocimiento técnico y experiencia. Así, el artesano se puede centrar en el hacer manual. Pero, esto va más allá. Ya que, esta conexión es mutuamente beneficiosa, al igual que el diseñador puede aportar sus conocimientos al artesano, el artesano puede aportar consejos y criterios prácticos para que el diseñador los tenga en cuenta a la hora de plantear la materialización del diseño.

Sin duda, esta conexión favorece multitud de sinergias que se ven reflejadas en las piezas únicas que resultan de esta unión. El valor añadido que supone que, cada pieza tendrá detalles  y personalidad propia. Y que guardará un poco de la historia de cada una de las partes involucradas. Contará un poco del diseñador que la ideado, del profesional que la ha hecho realidad con sus propias manos y de la persona que la acabará adquiriendo y ha podido añadir a este proceso su propia personalización. Esto es lo que diferencia a Faberin del resto. El valor de poner el foco en los detalles, en las conexiones y en obtener resultados únicos.

El diseñador Pepe Sanmartín sacó como conclusión de esta entrevista que: “hay una parte de la artesanía que es consciente del peligro de extinción de sus oficios y ven en el diseño una herramienta que puede ayudar a que la artesanía
evolucione en coherencia con la sociedad.”

Perchero 'Hanger Rope' del diseñador de producto Pepe SanMartín

Perchero 'Hanger Rope' del diseñador de producto Pepe SanMartín

El artesano Juan Antonio Romero será el primer fabricante de “Hanger Rope” del diseñador Pepe Sanmartín. Si cómo él eres artesano, fabricante o maker y quieres ser el primero en fabricar diseños exclusivos, da el paso: únete a Faberin y descubre que diseño va más contigo. Recuerda, en Faberin, tú fijas el precio y dedices en qué mercados quieres vender. En Faberin, tú eres el protagonista.

Words by Sara S.

¿Te ha gustado el post?

Anímate y danos tu opinión

Conéctate con ...



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies