El Taller de Piñero: superación sin límites

Words
by Laura S.

Desde Faberin creemos firmemente que las empresas que apuestan de una forma comprometida por crear diseños diferentes e innovadores merecen todo nuestro apoyo.

Es el caso de El Taller de Piñero, un negocio dedicado desde sus inicios principalmente a la decoración de espacios, que al contar con equipo propio de producción de muchos oficios les ha convertido en fabricantes de ideas aplicables a cualquier sector.

En el caso de la gastronomía todo empezó con Albert Adriá, al que ellos cariñosamente hacen mención como “carakol”. El gran cocinero español considerado por muchos como el mejor chef del mundo, les hizo entender que el estilo de trabajo y la capacidad con la que trabajaban podía dar forma a las piezas de vajilla que tenía el equipo en mente.

A partir de ahí, El Taller de Piñero empezó a darse a conocer por todos los grandes chefs, tanto por la calidad y el diseño de sus vajillas como por la capacidad de creación al incorporar cualquier elemento decorativo a los encargos más exigentes.

¿Eres amante del diseño único y exclusivo? Sorpréndete cada semana con lo último de Faberin
¡Suscribirme ahora!

El secreto de un equipo líder en el mundo del diseño: las personas

Un proyecto tan amplio no podía estar representado mejor. Las personas son las creadoras de estas obras de arte, las encargadas de dar luz a diseños totalmente diferentes.

Como cabeza de toda esta familia se encuentra “el maker de los chefs”, Jose M. Piñero, encargado de cada idea de la fase inicial de todos los proyectos a realizar.

Junto a él un conjunto de 40 artesanos y profesionales del diseño, carpinteria, modelaje, pintura, metal…

Los valores que defiende El Taller de Piñero son la valentía, la capacidad de sacrificio y la honradez. Valoran el saber transmitir los valores de la empresa tanto a clientes como a empleados e intentar estar siempre en la primera línea de la batalla diaria.

Lo que probablemente les diferencie del resto de empresas es que no dicen que no a nada. No paran nunca y son capaces de crear cualquier idea a un cliente, algo que no todo el mundo puede decir.

La faceta más conocida de El Taller de Piñero es la decoración de bares temáticos, pero cada vez hay más tendencia a la tematización de espacios: Tiendas, Hoteles, incluso casas particulares y Oficinas. Además desde hace unos años también se abrieron un hueco en el mundo de las vajillas experimentales.

La innovación al servicio del diseño más exigente

Como ellos mismos cuentan, “no hay material que se nos resista”. Trabajan principalmente con madera, fibra de vidrio, resina y metal. En cuanto a maquinaria, cuentan con máquinas CNC, vinilo de corte, plotter de impresión en plano y plotter de impresión rígida o en flexible, laminadora además de multitud de maquinaria para carpintería y metal.

Como futuro no muy lejano El Taller de Piñero valora la posibilidad de llegar a trabajar con materiales nuevos, nuevas superficies o incluso materiales con partes robóticas. Como meta u objetivo llegar a un mayor mercado internacional.

Cuentan con todo tipo de profesionales con su respectiva formación y experiencia.

Crean piezas que por lo general son muy atrevidas. Si tuvieran que destacar alguna destacan las creadas junto a los hermanos Adriá y el Circo del Sol para la primera temporada de Heart Ibiza, y por su peculiar estilo las de Dabiz Muñoz, estas piezas serían las más destacadas de entre todos sus proyectos.

Por su complejidad destaca también el “Nou Mon” realizado para el Celler de Can Roca. Un pieza en la que sirven snacks de diferentes partes del mundo, que funciona con un mecanismo interior que se activa cuando colocas la barilla que lo contiene en el nombre del país que corresponde, abriéndose por la mitad una bola del mundo que contiene una sorpresa oculta en su interior.

“Un trabajo de locos para locos”

“Un trabajo de locos para locos”, así se definen. Han conseguido llamar la atención de las grandes Estrellas de la cocina nacional como Ferran y Albert Adriá,

Dani García, Alberto Chicote, David Muñoz, los Hermanos Roca…, los cuales han encontrado en El Taller de Piñero el lugar donde realizar sus ideas, abriendo además una nueva división en el negocio “Creación y fabricación de vajilla experimental”, que en cuatro años les ha llevado a trabajar con los mejores y a crear una marca junto a los Hermanos Adriá para su futura comercialización “Adriá + Piñero”.

Dentro de las aportaciones que recíprocamente podríamos realizar con El Taller de Piñero aseguran que Faberin ofrece una plataforma online que puede llegar a convertirse en una increíble red social entre diseñadores, artesanos y makers, lo cual amplía nuestras posibilidades a muchos niveles. Por nuestra parte creo que podemos ofrecer la experiencia en el sector así como la marca Piñero con todo lo que tiene detrás.”.

La conceptualización de la idea, llegar a imaginar algo que no existe y hacerlo realidad; este es el secreto del éxito de El Taller de Piñero. Desde Faberin, esperamos poder ampliar las posibilidades de este gran proyecto y de otros muchos diseñadores que estén deseosos de cumplir todas sus metas con trabajo y mucho esfuerzo.

Words by Laura S.

¿Te ha gustado el post?

Anímate y danos tu opinión

Conéctate con ...